Pasajeros.

lunes, 26 de noviembre de 2012

La horma

Caminan con los ánimos a ras del suelo, los pies se enredan y las voces se quiebran, sus besos solo los mancha él prendiendo los fogones que llenan de calor una habitación secuestrada donde rezuma un amor expuesto a trasluz, que algunos ven y otros no, que algunos oyen pero no escuchan, que algunos vivieron y no desearon. Pero persiste el  eco, siguen manchando almohadas y hacen frente al desazón tiendo bien abierta una ventana por si acaso hay que echar a correr y si no, saben dónde encontrarse, en las mismas calles o en el mismo andén donde tiempo antaño se obligaron a no volverse a ver.
Y para que corra el tiempo más despacio él la resguarda en su regazo y le murmura enloquecido encerrados en su nido, mientras unas rosas amarillas se marchitan en aquel banco que hace su función como mesilla ella se aparta el pelo y sueña con lo que hay entre sus huesos y la piel.

Entre hormigón se pasan las horas, pero no pretenden conquistar la luna llena, son felices haciendo malabares y contando a cada uno sus lunares porque mientras se toquen no será necesario el humo de los bares.

4 comentarios:

  1. Oh my god ! Que texto más supraultrafantástico ! Me ha encantado , sobre todo las dos últimas frases . Y es que , con textos como los que solo vosotras sabeis escribir haceis que me teletrasporte a vuestras historias y las viva intensamente como un personaje más !! Preciosas , si eso pasaros :) y yo si que os quierooo (L)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! tienes una seguidora mas!!! Tienes un blog muy original y se nota que tienes buen gusto.
    Pásate por el mio porfis!!!!
    http://www.colasdesirena.blogspot.com.es/
    Hasta la próxima entrada!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Te sigo!! Me encanta,vaya manera de transmitir!!

    http://lachicadelosdomingos.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Cada hermoso recuerdo depende de nosotros el que se mantenga vivo. Tus palabras han sido muy lindas.

    Un beso.

    ResponderEliminar